Grabado vs Marcado

Muchas empresas dedicadas a prestar servicio de grabado de instrumental quirúrgico, creen que basta con contar con el equipo adecuado y la técnica apropiada, sin embargo, desconocen las regulaciones asociadas a este trabajo, como asimismo ignoran que ocurre con el acero inoxidable que ellos mismos graban.

Tecnograbados, con más de 10 años de experiencia y el primero en ofrecer este servicio en Chile a desarrollado los conocimientos y la experiencia necesaria para explicar las implicancias de este tipo de grabado o como veremos marcado láser.

Algunas aplicaciones del grabado de instrumental quirurgico, en particular aquellas que involucran equipamientos médicos, requieren de una marca negra que parece recocido (annealing), a diferencia de otro tratamiento de grabado (etched o engraved) que altera la microestructura del material causando cambios en propiedades como la fuerza y dureza del metal. Este proceso láser consiste en hacer crecer una densa superficie de óxido cohesiva en la superficie y específicamente no se requiere de fusión; por lo tanto, recocido (annealing) es técnicamente incorrecto y engañoso. IPG Photonics, el fabricante de la fuente de láser de fibra, sugiere que la técnica correcta es “marcado oscuro” (“Dark Marking”) .

En Inglés existe una distinción entre engraved y Marking, es decir, entre grabado y marcado, de tal forma que engraved o etched esta relacionado con un bajo relieve, en cambio, el Marking, se refiere a una grabación sin relieve.

¿Qué es Pasivado?

Conforme a la ASTM 380 (Práctica estándar para la Limpieza, decapado y pasivado de acero inoxidable de Componentes, Equipos y Sistemas), pasivado es “la eliminación de hierro exógeno o compuestos de hierro de la superficie del acero inoxidable mediante una disolución química, más típicamente por un tratamiento con una solución ácida que removerá la contaminación de la superficie, pero no afectará significativamente el acero inoxidable”

Además, también describe el pasivado como “el tratamiento químico de acero inoxidable con un oxidante suave, como una solución de ácido nítrico, con el propósito de mejorar la formación espontanea de la capa protectora de pasivado”.

De manera más simple, el proceso de pasivado remueve la contaminación de “hierro libre” que quedó en la superficie del acero inoxidable como resultado de fabricación o de un proceso de marcado láser.

Estos contaminantes son sitios potenciales para corrosión que, sí no son removidos, el resultado es la corrosión prematura y en última instancia resulta en el deterioro del componente. Además, el proceso de pasivado facilita la formación de una delgada y transparente capa de óxido, que protege el acero inoxidable de oxidación “selectiva” (corrosión). Así que, en esencia, el pasivado es un proceso de limpieza y crea una capa protectora en la superficie del metal.